Cuerpos y memorias afro, o ¿cómo desarrollar metodologías investigativas en tiempos de pandemia?.Ciclo de charlas “Manifestaciones del racismo”. 21 de octubre

Veronique Benei, socióloga y Directora del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS, Francia), dictará el octavo encuentro virtual del ciclo “Manifestaciones del racismo”, esta vez la charla lleva por título “Cuerpos y memorias afro, o ¿cómo desarrollar metodologías investigativas en tiempos de pandemia?” y será transmitida vía Facebook Live de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile este próximo 21 de octubre a las 15 hrs.

La migración y la raza son dos variables que operan en filigrana, aunque de forma no siempre visibles de inmediato. Es decir, la migración no es reciente, ni tampoco el resultado pensado en términos de “migración”. Sin embargo, los efectos de la migración se siguen viendo siglos después, especialmente en cuanto a las estructuras de poder socioeconómico. Así también de las nociones de raza y racismo, que, en vez de ser algo “reciente” o que vuelva a yacer a la superficie del tejido social y cultural contemporáneo por nuevas olas masivas de inmigración del exterior, más bien está al fundamento de las sociedades poscoloniales, sea en América latina o en Europa. Compartiré reflexiones teóricas y metodológicas desde este nuevo proyecto que trata del legado de la esclavitud bajo una forma artístico y sobre la pertinencia de un plan de contingencia digital. Porque cualquier investigación hoy en día de inmediato plantea la posibilidad de las alternativas al trabajo de campo clásico como nos hemos acostumbrado a desarrollarlo en los siglos XX y al inicio del siglo XXI.

Te invitamos a ser parte de esta charla y a reflexionar junto a nosotres, ¡no faltes!.

Read More

Ana Cervio: La alteridad en Argentina, una larga historia de negrificación y racialización

Desde la  fundación de Argentina como Estado-Nación, el país trasandino se ha representado una imagen de sí mismo basada en lo blanco y europeo, de esta forma invisibilizando a las personas afrodescendientes de su historia. Sin embargo, estas poblaciones existen y resisten a pesar de ser vistas bajo la mirada del prejuicio y la segregación.

Por Gisella Contreras y Camila Pérez Soto

Ana Cervio es Doctora en Ciencias Sociales y licenciada en sociología de la Universidad de Buenos Aires, además de ser actualmente Investigadora Adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). El pasado 22 de septiembre dictó la charla  “Negrificación de la alteridad y prácticas de racialización en Argentina: Una aproximación desde las políticas de las sensibilidades”, parte del ciclo “Manifestaciones del racismo” del Proyecto Anillos Migraciones. 

Ella se sitúa desde la sociología de las sensibilidades y su exposición apuntó a hacer una reflexión crítica sobre las formaciones de la alteridad en Argentina, desde la conformación del Estado-Nación hasta la actualidad, dando cuenta de cómo ha operado el racismo institucional y la categoría “negro” en la sociedad de ese país, que siempre se ha construido desde la lógica de la blanquitud. 

Las personas racializadas en Argentina son vistas con “extrañeza”, “exotismo” y “extranjerización”. Es importante señalar que esta situación comienza con el proceso de colonización española cuando esclavizaron a personas africanas y las trajeron obligadas y explotadas a América. La presencia de personas afro en Argentina es consecuencia de la trata y esclavitud de africanos, explicó Cervio haciendo una revisión histórica. 

La racialización se entiende como el proceso social, político y epistémico orientado a la producción de sujetos racializados. 

“El nacimiento de la nación supuso un concreto borramiento de todas las poblaciones que no encajaban en ese diario fundacional centrado en la Argentina como una población blanca y europea. Aquí me estoy refiriendo a afrodescendientes, pero también a pueblos originarios, amerindios que poblaban esta tierra antes de la llegada de la colonización”, señaló la académica. 

Política de las sensibilidades y la mirada 

Como se mencionó anteriormente, Ana Cervio estudia la sociología de los sentidos, dentro de esto menciona a las políticas de las sensibilidades, que según explica, organizan la vida cotidiana y las maneras de ordenar las preferencias y valores de los sujetos. Además, definen los parámetros para la gestión del tiempo y del espacio en el que se inscriben las interacciones sociales. 

En ese mismo sentido, comenta que las políticas de los sentidos producen, significan, localizan y distribuyen socialmente particulares modos de oler, tocar, oír y mirar.  La vista ocupa la cima de la jerarquía de los sentidos en occidente, es el sentido privilegiado. Ver resulta igual a saber, examinar o comprobar. Se reduce lo real a lo percibido y la mirada opera en el registro de las apariencias. 

Ella misma define a la política de la mirada como un “conjunto dinámico de construcciones intersubjetivas del que resultan particulares modos de mirar que impactan diferencialmente sobre las relaciones sociales”. (Cervio, 2020) 

Todo esto resulta relevante al momento de entender cómo son miradas y percibidas las personas racializadas en Argentina, es decir, generalmente bajo el lente del prejuicio y los estereotipos. En ese sentido la académica señala que la sociología de la mirada es urgente para comprender la racialización. 

La racialización es un problema político

Parte del racismo en Argentina se enfocó en sus inicios en la racialización de la pobreza, bajo criterios fenotípicos, sociales, lingüísticos, geográficos, ancestrales, entre otros, de las personas afrodescendientes, e indígenas del sector. De esta forma, fueron catalogados y catalogadas por los victimarios como personas exteriores a lo “común”, “cabecitas negras”, e incluso “negros villeros” como forma de descalificación hacia los otros.

Por otro lado, es importante recordar que Argentina se independizó formalmente de España el año 1816, y mucho mas tarde,  en el año 1853 se logró declarar la abolición de la exclavitud, junto a la primera constitución nacional. Es decir, transcurrieron cuatro décadas de vida independiente con esclavos y esclavas en el territorio. Según la Doctora, esto “ilustra ese siniestro montaje entre racismo, violencia y discriminación sobre el cual se apoya el proyecto fundacional y que tiene mucha cercanía con la formacióndel estado nacional chileno, por ejemplo”.

Asimismo, se pudo observar la “desaparición” de la negritud en los primeros censos municipales durante todo el siglo XIX, lo cual permitió denotar el exterminio estadístico categorial llevado a cabo en Argentina.  Ante ello, Cervio explicó que, “entre 1838 y 1887 la población negra en Buenos Aires se redujo en casi 7.000 personas, y pasó de representar el 26,1% de la población total a sólo un 1,8% en 1887. 

De esta forma, la Doctora reitera en cómo estos cuerpos no ocupan, ni han ocupado un lugar social en la población Argentina, siendo estas posturas muchas veces guiadas por la jerarquización de los sentidos en occidente, y la mirada superficial del prejuicio. 

Por ello, es urgente crear conocimiento que ponga en valor a las comunidades racializadas, que históricamente han sido discriminadas y borradas del mapa, siendo importante escuchar a las voces afrodescendientes hablar con pertenencia. La historia de América Latina está marcada por la esclavitud y la opresión, pero hoy es posible avanzar hacia sociedades más justas, con enfoque de derechos humanos, y sin segregación.

Read More