NUEVA LEY DE MIGRACIONES: LA CONSOLIDACIÓN DE UNA POLÍTICA ANTIMIGRATORIA Y RACISTA

NUEVA LEY DE MIGRACIONES: LA CONSOLIDACIÓN DE UNA POLÍTICA ANTIMIGRATORIA Y RACISTA

7 de mayo, 2021

por José Ojeda

Las expulsiones colectivas llevadas a cabo por el Gobierno de Piñera en las últimas semanas ha puesto la alarma en especialistas y organizaciones migrantes. La reciente promulgación de la Ley de Migraciones no mejora el panorama y las expectativas parecen estar puestas en la nueva Constitución.

“Migrar es un derecho” Foto: Coordinadora Nacional de Inmigrantes

El domingo 25 de abril, el Gobierno de Sebastián Piñera expulsó a 55 personas migrantes del país. Sin embargo, esta situación se encuentra lejos de ser inédita. Desde la Coordinadora Nacional de Inmigrantes advirtieron que las expulsiones colectivas vendrán en alza.

Junto con ello, especialistas y diversas organizaciones migrantes y pro-migrantes señalaron que estos actos constituyen una transgresión internacional a los derechos humanos y a la misma norma migratoria vigente. El Comité de Derechos de los Trabajadores Migrantes de Naciones Unidas también se sumó al rechazo a esta situación. El órgano recordó que las convenciones de la ONU prohíben este tipo de expulsiones.

En ese sentido, la presidenta de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Vanessa González, apuntó a la arbitrariedad y discriminación de esto. “No se respeta la garantía del derecho a un debido proceso. Además, está contemplada la prohibición de las expulsiones colectivas en tratados internacionales que ha suscrito Chile”, indicó.

“Esto no respeta las debidas garantías procesales, justamente y las posibilidades de que las personas puedan apelar a través de recursos de amparo correspondientes».

Vanessa González

Además, el sociólogo y académico de la Cátedra de Racismos y Migraciones de la Universidad de Chile, Luis Eduardo Thayer, explicó que la nueva Ley de Migración y Extranjería aún debe esperar hasta que se publique su reglamento. Es por ello que “hoy día están operando de facto con una ley que no está vigente y se están saltando la aplicación de la que sí lo está. Son expulsiones que desde ese punto de vista están en la ilegalidad”.

Un mayor estigma y exclusión

Pasaron cerca de ocho años para que el Congreso aprobara la nueva Ley de Migración y Extranjería. Y pese a todo ese tiempo y las advertencias de movimientos sociales, nunca se puso en debate el enfoque regresivo en derechos que este proyecto traía consigo.

Inclusive, se denunció que la ley configuraría un escenario más adverso a los derechos humanos de personas migrantes que en contexto de dictadura.

Para Vanessa González, esta situación es parte de la violencia institucional y estructural que ha promovido el Gobierno. La dirigenta manifestó que esta nueva ley dará paso a mayores vulneraciones, maltratos y tráfico de personas, al promover la irregularidad migratoria.

“Algo que atraviesa como columna vertebral a la nueva ley tiene que ver con ese sistema restrictivo de ingreso al país. Está basado en visas consulares como mecanismo principal y sabemos que esto, en la práctica, es una de las primeras barreras”.

“Existe completa arbitrariedad en estos procedimientos, a quienes se les niega o acepta la visa. Dependerá de una serie de medidas que serán completamente arbitrarias y jerarquizantes, dejando a grupos que están más empobrecidos o vulnerabilizados sin tener ninguna oportunidad”.

Thayer indicó que la nueva ley precarizará aún más la vida de las personas migrantes. El académico enfatizó que esto incentivará la irregularidad y generará muchas dificultades a la larga.

El decreto de ley vigente de la dictadura establece que al segundo año se puede optar a la permanencia definitiva. Con esta nueva ley se extenderá la temporalidad a más de cuatro años, y eso implica dificultar el acceso al trabajo, vivienda, servicios. Ahí hay un problema de precariedad que va a estar consagrado en la ley”.

Luis Eduardo Thayer

Hace unas semanas, el Colectivo Sin Fronteras junto a voceras y voceros de niños, niñas y adolescentes de la Comunidad Sin Fronteras realizaron una serie de demandas de niñez y adolescencias a candidatas y candidatos a la Convención Constitucional

En ese contexto, una de las integrantes, Sahory expresó que “la nueva Ley de Migraciones es una ley racista e inhumana. Nos excluye y nos está impidiendo encontrar nuevas oportunidades para nosotras y nosotros y para nuestras familias”.

Racismo institucional y comunicacional

“Con esta nueva ley estamos poniendo orden en nuestra casa” fueron las palabras de Sebastián Piñera al momento de promulgar la nueva ley de migraciones. Una frase que ha colado sin problematización en diferentes discursos en la sociedad civil y en medios de comunicación oficiales.

Para la académica y socióloga de la Universidad de Chile, coordinadora de la Cátedra Racismos y Migraciones ContemporáneasMaría Emilia Tijoux, las expulsiones que se han visto en Chile no tienen precedentes.

La también directora del proyecto Anillos ANID PIASOC sobre migraciones contemporáneas en la Universidad de Chile puntualizó en que estos actos son expulsiones racistas. “Coloca a todas las personas y sus comunidades en una situación de extrema exposición y que los abre a quienes quedan a una continuidad del maltrato que, a mi modo de ver, se estaría naturalizando”.

Tijoux, quien también forma parte de la Red Nacional de Migraciones, señaló que las expulsiones también se convirtieron en un espectáculo mediático. La académica mostró preocupación por la apertura de discursos de odio que generan estos actos.


“Los discursos de odio propagados por medios de comunicación oficiales, vocerías de Gobierno, instituciones y la sociedad chilena no hacen nada de bien a una democracia que, se supone, dice que hay asilo contra la opresiónParece que esa frase ya no tendría mucho sentido. Solamente se abren las puertas para el mercado, las inversiones y sobre todo para “extranjeros” que no serían considerados migrantes y, por lo tanto, quedarían fuera de las siete nacionalidades que son las más castigadas”.

Sobre la idea del “orden” usada por Piñera, María Emilia Tijoux problematizó esta situación preguntando por todas y todos quienes quedarían fuera de esto.

“No solamente quedarían fuera, en primerísimo lugar obviamente, las personas migrantes, porque las están expulsando semana a semana. Quedaríamos fuera muchos y muchas más. Quienes no tienen casa, quienes están sin trabajo. También quienes no estamos de acuerdo con lo que el Presidente está planteando”.

María Emilia Tijoux

De cara a la Convención Constitucional

En un encuentro organizado por Chile Migra187 candidatas y candidatos se comprometieron con los derechos de las personas migrantes. Por su parte, la Coordinadora Nacional de Inmigrantes llevará dos candidaturas para el 15 y 16 de mayo: Catalina Bosch y Manuel Hidalgo, por el distrito 9 y 10 respectivamente.

“(Esperamos que), los casi 200 candidatos y candidatas que han firmado el compromiso por los derechos de las personas migrantes en la nueva Constitución puedan garantizarlos. Esto, al igual que el reconocimiento de los derechos humanos de las personas migrantes, para que desde ahí esta Ley de Migraciones de Piñera pueda ser derogada y efectivamente se pueda construir una legislación con enfoque de derechos”.

La candidata por la Lista de Movimientos Sociales Plurinacionales e IndependientesCatalina Bosch, aseguró que no tiene muchas expectativas en que este Gobierno logre reconsiderar las medidas en relación a migración. Es por esta razón que las esperanzas están puestas en el proceso constituyente.

Entre otras demandas que se esperan consagrar en la carta magna está la garantía de la ciudadanía plena para personas migrantes. Esta situación, como señalan desde la Coordinadora, busca que las personas migrantes no sean consideradas como ciudadanos de segunda categoría. Además, se buscará incorporar el reconocimiento de las interculturalidades y el carácter plurinacional que contemple la garantía de autorreconocimiento y representación.

En la instancia del Colectivo Sin Fronteras con participación de niños, niñas y adolescentes, también se recalcó en la importancia de que la migración sea garantizada como un derecho humano. De igual forma, se puso énfasis en la importancia de que los NNA sean escuchados y se aseguren espacios de discusión, sobre todo pensando en que ellos y ellas fueron quienes comenzaron el proceso de movilización social.

Read More